top of page
  • Foto del escritoraportandoalcaucatv

En medio del cese al fuego se registraron 48 acciones armadas

Entre el 19 de mayo y el 18 de junio del 2023 y en medio del cese al fuego bilateral decretado por el Gobierno Nacional a comienzos de este año, la Segunda Marquetalia y el Estado Mayor Central (grupos disidentes de las Farc) realizaron 48 acciones indirectas; es decir, hechos violentos que afectaron los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.


En el boletín ‘Monitoreo defensorial, situación de DD. HH. y DIH, ceses al fuego decretados para tres grupos armados ilegales: Segunda Marquetalia, Estado Mayor Central de las antiguas Farc y Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada (ACSN)’, el sexto del año elaborado por la Defensoría del Pueblo, quedó evidenciado que, aunque solo se presentó una acción bélica entre la fuerza pública y el Bloque Occidental Jacobo Arenas, perteneciente al Estado Mayor Central, en Andes, Nariño, los dos grupos armados ilegales mantienen su accionar y se enfrentan con otras organizaciones, realizan amenazas, homicidios, reclutamiento forzado de niñas, niños y adolescentes, entre otras acciones.



Las acciones indirectas o violaciones a los DD:HH y DIH tuvieron lugar en los departamentos de Nariño (8), Antioquia (6), Putumayo (6), Cauca (5), Huila (5), Arauca (4), Casanare (3), Valle del Cauca (3), Guaviare (2), Meta (2), Caquetá (2), Córdoba (1) y Boyacá (1).



La Defensoría del Pueblo evidenció, por ejemplo, enfrentamientos entre grupos al margen de la ley, como el ocurrido entre el Frente 4 de las disidencias de las Farc, en articulación con el ELN, y el Clan del Golfo en El Bagre (Antioquia), a finales de mayo. También dejó en evidencia el que sucedió entre el Frente Dagoberto Ramos del Estado Mayor Central de las disidencias de las Farc y la guerrilla del ELN en Silvia (Cauca), el 1 de junio.



Igualmente, se han presentado acciones indirectas, como el homicidio de un firmante de paz en Vista Hermosa (Meta), el 20 de mayo. Al Estado Mayor Central se le atribuye el homicidio de un habitante de la inspección Guacamayas, en San Vicente del Caguán (Caquetá) en esa misma fecha.

bottom of page